"Una ciencia es tanto más útil cuanto más universalmente pueden comprenderse sus producciones; y, al contrario, lo serán menos en la medida en que éstas sean menos comunicables". Leonardo Da Vinci

Archivo para la Categoría "Uncategorized"

pH en el Suelo

Si bien es cierto existen diversos parámetros considerados clave para determinar la calidad del suelo, aquellos de naturaleza física y físico-química  entre ellos (estabilidad de agregados, pH,  y conductividad eléctrica). El componente microbiológico puede servir como un  indicador del estado general en que se puede encontrar el suelo, pues una buena actividad microbiana en suelo es reflejo de condiciones fisicoquímicas óptimas para el desarrollo de los procesos metabólicos de microorganismos (bacterias, hongos, algas, actinomicetos). El pH es   una medida de la concentración de hidrógeno expresado en términos logarítmicos lo que significa “Potencial de Hidrogeno”. En este ámbito hablaremos del pH en el suelo; el cual nos indica la alcalinidad o acidez que puede presentar el suelo en cualquier lugar o zona de la superficie.

Conocer este aspecto es una clave excelente para mejorar las características del suelo y así obtener mejores cultivos. El pH es expresado con números,  el cual se encuentra comprendido entre el rango de 1 a 14. Se mide en una escala en dos direcciones, donde cada rango presenta un indicativo de 0 a 7 es un nivel acido, el nivel (7) es un suelo neutro y los valores superior a siete indican suelos básicos; pero cada suelo tendrá su propio requisito en lo que respecta a su pH, claro considerando otros factores que pueden estar presente. El pH del suelo es el resultado de múltiples factores entre ellos se destacan; los tipos de minerales, el tipo de meteorización, la humificación, La dinámica de los nutrientes, los agregados del suelo y el intercambio Iónico. Hay muchos aspectos influyentes en los suelos o el sustrato, pero el de más relevancia es el de la disponibilidad de nutrientes,  o sea la influencia de pH en menor o mayor cantidad de nutrientes entre ellos: Fosforo, Potasio, hierro, cobre, Boro, que puede contener un suelo para que las raíces de las plantas lo puedan capturar. Un ejemplo sucede cuando un sustrato posee mucho fosforo, pero si no se encuentra soluble a la planta no le servirá ya que no lo puede absorber. Aquí el pH influye en la solubilidad del fosforo y de los demás minerales, en cambio el suelos básicos hay una gran parte de fosforo insolubilizado por tal razón en estos suelos existe gran riesgo de carencias de este elemento que uno que sea acido o neutro. Debemos tener en cuenta que los pH extremos pueden no necesariamente provocar escases de uno u otros nutrientes.

El pH del suelo contempla gran importancia porque influye sobre la disponibilidad de los elementos nutritivos para las plantas que se cultivaran. Las plantas necesitan un pH que se encuentre entre 6.5 y 7.2 para tener el crecimiento adecuado. Otro factor importante deriva del hecho de que las plantas tan solo pueden absorber los minerales disueltos en el agua, mientras que la variación del pH modifica el grado de solubilidad de los minerales.

 

Wendy Olivier

 

Anuncios

Química de los Procesos Pedogenéticos del Suelo por Raúl Zapata (Libro de Libre Acceso en Internet)

Química de los Procesos Pedogenéticos del Suelo por Raúl Zapata (Libro de Libre Acceso en Internet).

A %d blogueros les gusta esto: